Construyeron una tráquea con células de una paciente


Claudia Castillo, una joven colombiana madre de dos hijos que tenía graves problemas respiratorios, se convirtió en la primera persona en recibir un trozo de bronquio construido con una combinación de tejido donado y propio.

El importante avance fue logrado por un equipo de científicos de la Universidad de Barcelona. La operación se realizó el 12 de junio, pero fue dada a conocer en la edición del 19 de noviembre de la revista británica The Lancet.

Fuente: La Nacion.com

"Se trata de un logro muy importante que conmocionó a toda la comunidad trasplantológica -comentó el doctor Alejandro Bertolotti, subjefe de trasplante pulmonar de la Fundación Favaloro-. La solución que encontró el equipo español es muy interesante. Son avances que empujan al resto de los que hoy están trabajando en trasplante de tráquea, como en nuestro caso ocurre desde hace más de un año."

Castillo, de 30 años, había sufrido el colapso de la vía aérea que conducía al pulmón izquierdo como consecuencia de una tuberculosis diagnosticada demasiado tarde. Prácticamente incapaz de respirar y de cuidar de sus dos hijos, Johan, de 15 años, e Isabella, de cuatro, o de hacer las tareas domésticas, había optado por la operación clásica de la ablación del pulmón izquierdo. Sin embargo, para evitar esa cirugía mutiladora y arriesgada, el profesor Paolo Macchiarini, especialista del Hospital Clínico de Barcelona, y sus colegas decidieron intentar el procedimiento que habían ensayado con buenos resultados en animales de experimentación.


Los médicos españoles extrajeron siete centímetros de la tráquea de un donante cadavérico. Luego, científicos de la Universidad de Padua, Italia, encabezados por Maria Teresa Conconi, la bañaron en detergentes y enzimas para quitarle todas las células del donante.

Después de seis semanas, todo lo que quedó de la tráquea fue una matriz sólida de colágeno. Mientras tanto, otro equipo de Bristol extraía células de la médula ósea de Castillo y las convertía en el laboratorio en las células de cartílago que normalmente tapizan los bronquios.

Finalmente, los científicos "sembraron" estas células de la paciente en la matriz de la tráquea donada. Una vez que el órgano estuvo listo, se recortó e implantó en la paciente para reemplazar la sección de bronquio que estaba dañada. Cinco meses más tarde, Castillo no ha mostrado signos de rechazo.

"El trasplante de tráquea es muy difícil -explica el doctor Bertolotti-, porque tiene mucho problema de vascularización y es difícil mantener la estructura; se ablanda, se colapsa y no pasa el aire. Por eso se está trabajando para reemplazarlo con stents, con aorta, con tráquea criopreservada. Lo que han hecho en España abre un campo enorme."

Por su parte, el doctor Pablo Argibay, director del Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental del Hospital Italiano, agrega: "Los trasplantes de tráquea han andado siempre muy mal. Se cierran, se estenosan, pierden vascularización y no sirven más. Los investigadores utilizaron un cartílago desprovisto de células como sistema de sostén, para que no produjera problemas de rechazo inmunológico, y sobre eso hicieron crecer células de la propia paciente. Así, pudieron aprovechar lo mejor de ambos mundos".

Si esta técnica puede replicarse y sigue resultando exitosa, coinciden los científicos, podría convertirse en una nueva forma de tratamiento para pacientes con pocas alternativas terapéuticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario