Se solicitan hasta tres ambulancias por día por estrés de telemarketers


Los que trabajamos con la Voz, sabemos que los operadores de los Call Centers, son un grupo de riesgo. En su mayoría jóvenes, trabajan como mínimo seis horas en condiciones extremas: presiones, nervios, estress, contracturas, por lo general mal dormidos y en posturas que serían la envidia de cualquier practicante de yoga.

Todo esto atenta contra su herramienta de trabajo. Y si a esto le sumamos que no reciben una educación ni capacitación adecuada en el manejo de su voz, los resultados son los que detallan en la siguiente nota.

Fuente: InfoBae.com

Así lo reveló un reciente estudio. Una profesional consultada por Infobae.com dijo que se trata de empleados que "están altamente expuestos a sufrir ataques de pánico durante las horas laborales" y que "su trabajo es estresante e insalubre"
Si bien el estrés, la ansiedad y su exponente mayor (el síndrome de burnout o estrés relacionado con el desgaste laboral) parecen ser moneda corriente entre quienes se desempeñan en el actual mundo laboral, los telemarketers u operadores telefónicos estarían más expuestos a este tipo de trastornos.

Con el fin de averiguar por qué las personas que realizan estas tareas sufren más ansiedad y ataques de pánico, Infobae.com consultó a la licenciada Gabriela Martínez Castro, quien justificó el fenómeno al asegurar que ese tipo de trabajo "incluye varias cuestiones que afectan la salud", como las presiones por parte del empleador y la cualidad de "insalubre" que obtiene debido a las permanentes quejas de clientes, necesidad de vender algo, tiempo de descanso cronometrado, conversaciones grabadas (para evaluar grado de enojo o agradabilidad para con el cliente), entre otras.

La directora del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad remarcó que "los turnos deberían ser de cuatro horas por estar considerado un trabajo insalubre" y agregó que "aquellos que tienen predisposición desarrollan trastorno de ansiedad".

"La crisis de pánico comienza de forma repentina, con taquicardia, ahogo, mareo, sudoración, sensación de confusión, temor", explicó la profesional, para quien estos episodios se pueden evitar: "Si la persona no tiene predisposición para padecer ansiedad lo más posible es que no lo haga y que sólo caiga en un cuadro de estrés".

Así todo, ocho horas diarias de descanso, alimentación balanceada y tener un "buen manejo de agenda" (equilibrar las horas de ocio) son algunos de los tips a tener en cuenta para no desarrollar estos procesos.

"Descatastofizar los hechos, o sea, no pensar que todo es bueno o malo y sí considerar los términos medios" también ayudará, de la misma manera que "considerar que no somos perfectos y si algo sale mal, desdramatizar los pensamientos".

Para la profesional, estas personas son perfeccionistas "al extremo" y lo que no es perfecto, es "paupérrimo".

De la vereda de enfrente, las empresas optan de un tiempo a esta parte por incorporar gente de otras edades "porque los jóvenes están muy exigidos" (la mayoría también estudia) y otro tipo de tecnología "para que no estén tan presionados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario