Fonastenia o Fatiga de la Voz

27.06.12 - Es una condición clínica difícil de ver, debido a los múltiples factores que la generan, como: las fuentes neuromusculares, biomecánicos, ambientales y la psicofísica. La Fatiga neuromuscular se define como la reducción de la capacidad de los músculos para soportar la tensión bajo la estimulación repetida. 



Los síntomas son: 
  • La fatiga y el estrés durante el discurso 
  • Dificultad para respirar 
  • La inestabilidad en el control de la frecuencia y de la intensidad 
  • La necesidad de toser y limpiar su voz 
  • Dolor en el cuello y los hombros 
  • La calidad de la voz puede variar . Ronca y velada, además de presionarla y destimbrarla

La Fonastenia también es típico en el período premenstrual, asociado a la retención de líquidos y la masa en las cuerdas es mayor.  

Siendo difícil medir la "fatiga" no existen procedimientos estandarizados para su evaluación. Uno de los métodos utilizados para evaluar la terapia del habla es la percepción del paciente y del profesional y con la escala de GIRBAS y la rápida administración, aunque tiene sus limitaciones. 

Algunos consejos para prevenir la Fonastenia: Aprenda a reconocer los síntomas de la fatiga del habla (con la ayuda de la logopeda o terapeuta del habla); evite la deshidratación; no use ropa apretada sobretodo en el abdomen y el pecho, que alteran la dinámica de la respiración y evite los tacones altos que acentúan los dolores de espalda; sea capaz de reconocer sus límites físicos y dedicar el tiempo para descansar. 

Este articulo fue escrito por la Logopeda italiana Vittoria Carlino, (aparecido en la página web www.labuonavoce.it), y traducido al español por la Porf. María Clara Chavarriaga Rey (Red colombiana de Voz Hablada y Cantada).

2 comentarios:

  1. ¡Muy bueno el post del agua!!!
    Yo recomiendo a los docentes que ingieran agua "de la canilla" (potable) y natural durante todo el transcurso de la clase. El objetivo es mantener hidratada la mucosa laríngea para contrarrestar los efectos del uso excesivo de la voz, del polvillo de la tiza, de la calefacción, etc. Es un punto más a tener en cuenta para cambiar algunos hábitos en el aula.
    Gracias como siempre!
    Saludos,
    Vero.-

    ResponderEliminar