Buenos Aires es la cuarta ciudad más ruidosa del mundo

18.02.13 - El tránsito es uno de los mayores causantes de contaminación sonora de las grandes urbes, y en Buenos Aires se nota. Mediciones de ruido realizadas en días hábiles y en feriados dejan constancia del impacto vehicular en el ambiente. Las estadísticas también lo confirman: la Capital es una de las cinco ciudades más ruidosas del mundo. Está detrás de Tokio, Nagasaki -ambas en Japón- y Nueva York, y por delante de San Pablo

Via: LaNacion.com

Las bocinas de autos y camiones, las sirenas y las frenadas, sumadas a las emisiones que producen los motores -sobre todo en horas pico-, exponen a los porteños a decibeles (dB) que, según los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), son dañinos. 

El límite impuesto por ese organismo supranacional es 70 dB: en ese nivel, el ruido es "molesto", y superarlo durante un tiempo prolongado implica riesgo para la salud. 

"El daño que se produce depende no solamente del nivel del ruido, sino también del tiempo de exposición a él", explica Alejandro Gajardo, ingeniero civil acústico. 

Desde la Agencia de Protección Ambiental (APRA) porteña admiten que la mayor fuente de contaminación sonora en la ciudad es el transporte urbano, tanto liviano como pesado. Como medida de control se toman emisiones sonoras sobre los caños de escape. Hasta noviembre de este año fueron controlados 25.514 colectivos; 14 estaban en infracción. Además, se inspeccionaron 12.213 vehículos de carga, de los cuales 1395 estaban en infracción. 

El problema del ruido no consiste sólo en las molestias que genera, sino en sus consecuencias sobre la salud. Estudios recientes indican que el 30% de la población argentina de entre 10 y 24 años -unos 3.000.000 de personas- tendrá en el futuro trastornos auditivos debido a la contaminación sonora. Éstos pueden ir desde acúfenos (tener zumbidos) hasta pérdida de audición o dificultades para la comprensión. 

La otorrinolaringóloga Graciela González Franco, especializada en el tema, expresó que el trastorno depende de la susceptibilidad de cada uno. "No es lo mismo para una persona que vive en una zona de casas bajas y arbolado que para quien vive en Corrientes y Callao", aclaró. 

Silvia Cabeza, presidenta de la asociación civil Oír Mejor, sostuvo que es necesario elaborar un mapa del ruido de la ciudad. "Es una herramienta que permite identificar en qué sector es necesario intervenir para disminuir el ruido", aseguró. Cabeza recordó que la ley 1540, reglamentada en 2007, prevé la confección de ese mapa, que aún no se hizo. 

Según González Franco, además de los trastornos auditivos, el ruido elevado produce estrés, tendencia a tener la presión y el colesterol elevados e incluso pérdida del apetito sexual. "Y se incrementan los accidentes de tránsito, porque quien vive en el ruido no descansa y al día siguiente no puede concentrarse", agregó. Para peor, los efectos de la contaminación sonora son acumulativos.

Qué pasa en otras ciudades

Muchas tienen mapas de ruido y los publican online.

  • Lima, Perú El promedio de ruido es de 85 dB. Según el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) local, en 30 puntos de la ciudad el ruido no baja de los 80 dB. La zona más crítica está en el centro: 81,7 dB 

  • Bogotá, Colombia El 80% del ruido lo producen los vehículos. El nivel de emisión sonora permitido es de 65 dB, pero hay zonas en la capital colombiana donde llega a 78 dB. Los mayores generadores de ruido son los ómnibus y las motocicletas 

  • Santiago, Chile Elaboraron un mapa de ruido en 2011 que incluye a las 34 comunas que conforman el Gran Santiago. Con diferentes colores marcan los decibeles, que van de 35 a 80 

  • París, Francia Un mapa online indica los niveles de ruido al instante 

  • Madrid, España Se puede consultar el ruido en distintos puntos, en una página especial

No hay comentarios:

Publicar un comentario